Volver

¿Se puede proteger la capa de ozono desde el hogar?

El 16 de septiembre celebramos el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, una jornada que debe servir para concienciar sobre la necesidad de conservarla. Pero, ¿sabemos qué es exactamente la tan mentada capa de ozono? Durante años se nos ha hablado del agujero y de los peligros de seguir contribuyendo a su deterioro. Pero, ¿y si revisamos un poco lo que sabemos para tomar un poco más de conciencia?

Bueno, pues la capa de ozono es una franja de gas bastante frágil, cuya misión es proteger el planeta Tierra de los efectos nocivos de los rayos solares. Es, de hecho, un escudo imprescindible para preservar la vida en nuestro planeta. Lamentablemente, durante varias décadas hemos utilizado productos químicos que la han dañado y han puesto en jaque la integridad de todas las especies que viven en la Tierra. Incluidos los humanos, principales causantes del deterioro.

Por suerte, durante todos estos años también hemos sido capaces de reflexionar acerca de este daño. Y el esfuerzo ha dado sus frutos. Hemos reducido el uso de sustancias dañinas para proteger la capa de ozono, tanto para las especies que hoy habitamos el planeta, como para las generaciones venideras. Pero, ¿sabías que desde casa también podemos aportar nuestro granito de arena en esta lucha? Hoy queremos darte cinco consejos básicos para mimar la capa de ozono sin esfuerzo. ¡Puedes hacerlo cómodamente desde el hogar!

spray

1. Evita la compra de productos con aerosoles o spray con CFC

Es cierto que en los últimos años, se ha erradicado la fabricación de sprays o aerosoles compuestos por gases clorofluorocarbonos (CFC), un sustancia muy dañina para la capa de ozono. La concienciación y las directivas europeas han contribuido a su eliminación. Sea como sea, cuando compres un spray, asegúrate de que no lleva esta sustancia. En su lugar, puedes utilizar otros productos, como por ejemplo desodorante en roll-on, velas ecológicas y otros ambientadores que no funcionen con spray.

2. Haz un buen mantenimiento de tu equipo de aire acondicionado

Asegúrate de contar con un buen servicio de mantenimiento para tu equipo (o equipos) de aire acondicionado. Puede que te resulte pesado, pero verás que con llevando el mantenimiento a raya, además de evitar fugas de CFC a la atmósfera consigues aumentar el rendimiento. Gastar menos y enfriar más. Si compras un equipo nuevo, asegúrate de que no contiene CFC. Además, es recomendable no usarlos en exceso, ni apuntando a temperaturas extremas. Ya sabes que la virtud está en el término medio.

3. Compra electrodomésticos e iluminación de bajo consumo

Siempre que tengas que renovar un electrodoméstico en casa, compra uno que sea eficiente. Fíjate bien en su etiqueta. Es probable que en un principio tengas que invertir más dinero en los equipos, pero puedes estar seguro que a la larga tu bolsillo notará los beneficios y al mismo tiempo estarás contribuyendo a preservar la capa de ozono de emisiones contaminantes. Lo mismo con la iluminación de tu casa: pásate cuanto antes al bajo consumo con bombillas LED.

4. Utiliza aislantes sostenibles para la vivienda

Un buen aislamiento es imprescindible para cualquier hogar eficiente que se precie. Pero ojo con los aislantes que utilizas. Es imprescindible que los materiales estén libres de CFC. Una opción interesante es la del corcho aglomerado oscuro, que cumple perfectamente con su función de aislante y es amable con la capa de ozono. Consulta con tu instalador antes de dar cualquier paso.

  1. 5. Limpia con productos ecológicos / no contaminantes

Es una opción win-win: tanto para el medio ambiente como para tu bolsillo. Antes de llenar tu casa de productos agresivos y contaminantes, piénsalo bien. Durante años lo hemos hecho así, pero hay margen para el cambio. Si quieres limpiar tu casa de manera ecológica puedes empezar por aquí. Hay múltiples productos ecológicos en el mercado a tu disposición, pero también tienes la opción de fabricarlos tú mismo. ¿Sabías que el vinagre es un limpiador natural súper potente? También tienes la opción del vapor de agua, con el que tendrás que invertir en una máquina, pero limpiarás y desinfectarás tu hogar sin productos químicos.

Las noticias del sector en tu email

recibe semanalmente nuestro boletín de noticias