Volver

El inmobiliario comercial español recibirá 5.000 millones de dólares de nueva inversión extranjera en 2017

observatorioinmobiliario.es, 21 de marzo – El sector inmobiliario español recibirá unos 5.000 millones de dólares de nuevo capital extranjero en espacios comerciales, según el informe internacional Great Wall of Money publicado por Cushman & Wakefield.

El estudio revela que estas cifras se mantienen a un nivel similar a las del año anterior y sitúan a España en la posición número 13 en el ranking de principales destinos de capital inmobiliario, por delante de países como Brasil o Italia. A nivel global, esta compañía de servicios inmobiliarios calcula que el volumen de capital añadido para la inversión inmobiliaria en 2017 ascenderá a los 435.000 millones de dólares, un leve descenso sobre el máximo del año pasado, pero siendo la segunda cifra más alta registrada desde 2009.

La serie de informes Great Wall of Money, que cada año se presentan en la feria internacional MIPIM, sigue la huella del volumen de capital recientemente captado, tanto por la vía de deuda como la de patrimonio (equity), dirigido al inmobiliario a nivel global. El volumen global ha disminuido en un 2 % en comparación con 2016, la primera caída desde 2011. Sin embargo, los niveles actuales son los segundos más altos registrados, lo que refleja el aumento extraordinario de capital dirigido hacia el sector durante el presente ciclo.

El capital invertido en la región EMEA se verá reducido un 9 %, a 130.000 millones de dólares, mientras que el de la región de América aumentará un 2 %, hasta los 173.000 millones. Por su parte, el continente asiático también tendrá un ligero incremento y se situará a los 132.000 millones, superando la zona EMEA.

Según Elisabeth Troni, responsable de EMEA Research & Insight de Cushman & Wakefield, “con el gran volumen de dinero dirigido hacia el mercado inmobiliario, con niveles cerca de los máximos históricos, los inversores deben permanecer centrados pero ágiles. Esperamos un 2017 marcado por la competencia constante en la asignación del capital y la localización de oportunidades atractivas”.

Además de las nuevas estrategias de inversión, se prevé la apertura de nuevas fuentes de capital de varias partes del mundo, con países como China, Malasia, Taiwán y Sudáfrica en la vanguardia.

Estrategias de inversión más concentradas

Los inversores se centran cada vez más en estrategias para un solo país en vez de desplegar el capital sobre múltiples fronteras. Las inversiones en un único estado representan ahora un 61 % del capital disponible, una subida del 55 % durante los últimos tres años. Según estimaciones de Cushman & Wakefield, es probable que Estados Unidos permanezca como el primer mercado destinatario de inversión en 2017. Aunque la actividad se ralentizó durante 2016, el volumen de dinero sigue siendo alto y muchos inversores mantienen una baja asignación de recursos en el sector.

Se prevé que China permanezca como el segundo país destinatario, con la mayoría del capital proveniente de fondos nacionales. Existen varios fondos extranjeros que buscan una presencia en China, debido a que su rápido desarrollo económico proporciona una fuerte base de inversión, incluyendo a entidades domiciliadas en Estados Unidos.

El tercer mercado más atractivo es el de Reino Unido, si bien Cushman & Wakefield anticipa que el volumen de capital dirigido a ese país será algo inferior debido a la prudencia de algunos inversores dadas las negociaciones del Brexit. No obstante, algunos esperarán con entusiasmo la entrada de más producto en el mercado en caso de que aflojen los precios.

Alemania sigue siendo testigo de fuertes niveles de demanda por parte de inversores atraídos por su rendimiento económico y su estatus relativo de “refugio”, y podría beneficiarse de parte del capital que se desvía del Reino Unido. El desafío, especialmente para los fondos core, consiste en acceder a producto a un precio adecuado.

Estados Unidos gana a la región EMEA

Por primera vez las Américas (79.000 millones de dólares) tienen más patrimonio (equity) disponible para la inversión que la región EMEA (72.000 millones de dólares). El volumen de capital de recursos propios dirigido hacia los Estados Unidos ha aumentado progresivamente debido al incremento hasta niveles históricos de las asignaciones por parte de los inversores institucionales y la multitud de extranjeros que buscan aparcar su dinero en activos estadounidenses de alta calidad.

La bajada de patrimonio disponible en EMEA representa en gran medida el reflejo de un dólar alto. Puesto que casi el 80 % de los fondos orientados hacia Europa presentan sus resultados en euros o libras esterlinas, el efecto de la divisa sobre los volúmenes presentados supone un componente clave.

Como reflejo del aumento de la demanda por parte de los inversores, la región de Asia-Pacífico registró un fuerte aumento del 7 % en patrimonio disponible, hasta 65.000 millones de dólares.

Según Nigel Almond, responsable de EMEA Capital Markets Research de Cushman & Wakefield, “una de las tendencias más notables en el inmobiliario comercial es el crecimiento del capital orientado hacia la región Asia-Pacífico. Por primera vez vemos un mayor volumen de capital orientado a Asia que a la región EMEA, dejándola en segundo puesto detrás de las Américas. Esto refleja la madurez y el crecimiento de las oportunidades en toda la región, además de las perspectivas de rentabilidades atractivas”.

Las noticias del sector en tu email

recibe semanalmente nuestro boletín de noticias