Volver

Por una cuota más barata: ¿cuánto se encarece una hipoteca si alargamos el plazo?

post_320minutos.es, 07 de septiembre – Cuando navegamos por las procelosas aguas de la hipoteca, puede pasar que en un momento dado de esa singladura de años pasemos por dificultades económicas y necesitemos reducir la cuota para aliviar el gasto mensual. Ampliar 10 años el plazo de una hipoteca media permite reducir la cuota entre un 14 % y un 23 %. Sin embargo, como explican en Kelisto, esta solución provoca que los intereses que se pagan por el préstamo se disparen entre un 40 % y un 57 %.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en junio hubo 11.505 novaciones hipotecarias, es decir, cambios en los contratos de hipotecas. Uno de esos cambios es el plazo del préstamo, un aspecto por el que el banco puede cobrar una comisión sujeta a un límite fijado por ley: un 0,1 % del dinero pendiente de devolver. Pero un plazo mayor también significa que los intereses que habrá que pagar al banco aumentan y, con ello, la cantidad que habrá que devolver finalmente. Pero,. ¿en qué proporción? ¿Merece la pena?

El importe medio de las hipotecas firmadas en España es de 103.922 euros, con un plazo de devolución de 21 años y un interés promedio del 3,40 %. Con estas características –y el plazo redondeado a 20 años, para simplificar-, un consumidor tendría que pagar 597,38 euros al mes a su entidad, lo que significa que acabaría devolviendo 147.370,99 euros a su banco, de los que 12.458,24 euros serían intereses.

Si ese mismo consumidor decidiera aumentar el plazo 10 años (hasta los 30), su cuota mensual se rebajaría en un 22,85 % (hasta 460,87 euros), pero los intereses que tendría que devolver para ser dueño de esa vivienda se dispararían un 57,15 %: es decir, pasaría de pagar 39.448,99 euros en concepto de intereses, a abonar 61.994,04 euros.

La diferencia, explica Kelisto, sería aún mayor si el hipotecado quisiera, por ejemplo, duplicar el plazo de su préstamo y cambiarlo de 20 a 40 años. En este caso, la cuota se reduciría drásticamente: un 33,65 % menos, al pasar de 597,38 euros a 396,38 euros. Ahora bien, los intereses también repuntarían: el consumidor tendría que pagar 86.338,26 euros, frente a los 39.448,99 que hubiera pagado sin cambiar las condiciones, un 118,86 % más.

Cinco hipotecas con plazos superiores a los 30 años

Los últimos cambios en la normativa hipotecaria establecieron ciertos incentivos para que los bancos no concedan préstamos con plazos de devolución superiores a los 30 años. Sin embargo, las entidades siguen teniendo plena libertad para que fijen el período que consideren oportuno y, de hecho, son varias las que lo alargan hasta los 40 años.

En total, son cuatro los bancos que ofrecen hipotecas con plazos de amortización superiores a los 30 años: ING Direct (con dos préstamos distintos), Catalunya Caixa, Bankia y Uno-e. Cuatro de los cinco productos de financiación que ofertan son hipotecas a tipo variable y solo una de ellas es mixta: la Hipoteca Naranja Mixta de ING Direct, que aplica un interés del 2,25 % durante los diez primeros años y, posteriormente, aplica euríbor+0,99 %.

Las noticias del sector en tu email

recibe semanalmente nuestro boletín de noticias