Volver

Sareb pone a la venta sus primeras dos carteras de suelo rústico

Cinco Días, Ángeles Gonzalo Alconada, 23 de julio – Sareb pretende rentabilizar lo antes posible todos sus activos inmobiliarios, suelo y créditos vinculados al sector promotor. Ahora perfila los últimos flecos para la venta de dos carteras de suelo rústico, procedente principalmente de Bankia, compuestos por 22 activos con una superficie de 5.700 hectáreas, aunque este número podría variar al alza. Es el denominado proyecto Harvest, que se comercializará a través de Bankia Habitat y dos firmas inmobiliarias.

Todo un reto. Sareb ha decidido pisar el acelerador para lograr que sus accionistas, entre ellos el Estado con el 49 % de su capital, logren rentabilizar su inversión y atajar las críticas no solo del mercado, sino también de la troika, y sobre todo del Fondo Monetario Internacional (FMI). La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria, Sareb, quiere alcanzar la velocidad de crucero ya en el segundo semestre de este año, según ha explicado la propia firma a sus accionistas.

Tras impulsar la venta de viviendas a minoristas, y mientras finaliza su primer gran venta de activos inmobiliarios a fondos internacionales –conocido como proyecto Bull–, y la venta de un paquete de crédito al ladrillo de 1.200 millones –bajo el nombre de operación Bermudas–, la firma que preside Belén Romana ha creado el proyecto Harvest. Es el primer paquete de suelo rústico que pone a la venta.

El proyecto Harvest está integrado por 22 activos divididos en dos carteras que totalizan 5.700 hectáreas, aunque este número es inicial y podría incrementarse una vez que Sareb finalice la clasificación de toda su cartera de suelo rústico.

La primera de las carteras de este proyecto la comercializará Bankia Habitat, ya que gran parte de sus activos han sido aportados por BFA, la matriz de Bankia. Este paquete está formado por ocho agrupaciones de fincas situadas en Cordoba, Murcia, Teruel, Madrid, Valencia y Navarra. La segunda cartera será comercializada por dos conocidos brokers inmobiliarios cuyo contrato está a punto de cerrarse. Estas firmas venderán el suelo rústico del resto de las entidades que han traspasado sus activos tóxicos a Sareb, y que está situado en Badajoz, Cáceres, Tarragona, Murcia, Alicante, Ciudad Real y Soria.

Los técnicos de Sareb han detectado suelos rústicos traspasados enclavados en parajes naturales de alto valor. Entre ellos destaca Cabo Cope, Sierra de Irta o Sierra Tivissa. Sobre estos suelos ya se están realizando gestiones para llevar a cabo una desinversión rápida. Ya se han recibido, de hecho, ofertas por fincas en Cabo Cope por 200 hectáreas de superficie.

Estas firmas inmobiliarias se han comprometido a reforzar sus webs y a realizar acciones comerciales muy agresivas con sindicatos agrarios, confederaciones de regantes, así como con Apis especializados en las diferentes zonas en las que están ubicadas estas fincas. Inicialmente Sareb estudió más de 200 suelos rústicos, con una superficie de 9.700 hectáreas, aunque al final se han seleccionado los 22 activos, ya que son los que se pueden comercializar “inmediatamente”, según explican fuentes vinculadas al banco malo. El suelo que se ha puesto a la venta no será urbanizable en principio, aunque algunas fincas podrían finalmente ser recalificadas para su urbanización, explican las mismas fuentes.

La venta de suelo rústico es una de las principales asignaturas pendientes del sector, y sobre todo de las entidades nacionalizadas, principales fuentes de traspaso de activos rústicos a Sareb. Uno de los problemas más destacados para su enajenación es que carecen de canales adecuados para su comercialización. A ello se suma que las entidades cedentes de estos activos al banco malo no han adoptado estrategias activas de desinversión.

Una ‘due diligence’ realizada por KPMG para ajustar el plan de negocio

Mientras pone a la venta sus carteras inmobiliarias, de créditos y suleo, la firma que preside Belén Romana está a la espera de que la consultora KPMG finalice la due diligence está realizando sobre el total de sus activos. Varias fuentes reconocen la complejidad de esta operación. Romana, de hecho, ya ha explicado en varias ocasiones que esta es la mayor due dilingence que se ha realizado en España, y que afecta a 50.000 millones de euros en bienes inmobiliarios, préstamos y créditos. Inicialmente esta operación, que llevará consigo un ajuste del precio de los activos de Sareb y por lo tanto una modificación de su plan de negocio –el tercero desde que Sareb inició su andadura hace siete meses–, estaba prevista que finalizará a finales de junio. En este análisis trabajan 1.000 personas. El FMI ya recomendó a Sareb la semana pasada que asumiese unas previsiones sobre los precios de sus activos “más conservadores” ante la posibilidad de que no se recupere el mercado como prevé el banco malo.

Estrategia comercial

Años en los balances: una de las quejas de Sareb es que los bancos nacionalizados no han adoptado estrategias de desinversión de su suelo rústico, razón por la que la mayor parte de estos activos llevan años en sus balances sin recibir ofertas.

Más visibilidad: Sareb pretende que con la venta de carteras de suelo se den mayor visibilidad, para reducir los plazos de venta y que se presenten más ofertas.

Benahavis: Sareb ha iniciado los trámites para reclasificar una finca de 200 hectáreas en Benahavis, situada junto a la Urbanización La Quinta.

Las noticias del sector en tu email

recibe semanalmente nuestro boletín de noticias