Volver

Viviendas para pasar el verano en las islas

Nuestro país está lleno de lugares encantadores. No importa a qué punto nos dirijamos. De sur a norte y de este a oeste tenemos grandes ciudades, playas, pueblos y entornos naturales privilegiados. Pero a todo este encanto nacional hay que añadir las islas. Hoy hemos decidido viajar a las Baleares para imaginar cómo sería un verano allí. Ahora que muchas personas se han trasladado en pareja o con sus familias a sus segundas residencias, entramos en una selección de viviendas preciosas, todas ellas situadas en las Islas Baleares.

El archipiélago, bañado por el Mar Mediterráneo, está formado por dos grupos de islas y diferentes islotes. Están las Gimnesias (Mallorca, Menorca, Cabrera) y las Pitiusas (Ibiza y Formentera). Son muchos los que, embelesados por la belleza de las islas, han buscado casa allí. Si tú también estás deseando contar con una bonita morada a la que regresar cada verano, echa un vistazo a todas estas oportunidades. Te enamorarán.

Vistas magníficas al emblemático puerto de Mahón

Hasta el puerto de Mahón, un lugar tan mágico como emblemático. La primera casa para veranear que queremos mostrarte está situada al este de la isla de Menorca. Tiene tres plantas y unas vistas incomparables a la mar. La casa está completamente reformada, de modo que, en cuanto decidas quedarte con ella, podrás entrar a vivir. Solo tendrás que abrir esa hermosa puerta azul y dejarte llevar.

Construcción tradicional menorquina

Sigamos, ahora con una masía deliciosa, muy cerca de Sant Climent, pero en el término municipal de Alaior. Es una casa de campo construida en 2003, pero que respeta la construcción tradicional menorquina. Todas sus estancias tienen un diseño típico de la zona y, si te lo planteas seriamente, verás que es perfecta para vivir en ella todo el año. Un hermoso jardín con distintas terrazas la rodea. Tranquila y soledada. ¿Es que se puede pedir más?

Verano en una casa adosada, idílica y tranquila

¿Y si te dijéramos que hemos encontrado una casa que todavía tiene más encanto? Solo tienes que mirarla. Está en la cala Blanes, en Ciutadella de Menorca y es perfecta para vivir todos los veranos de tu vida. En realidad se trata de una casa adosada en una zona muy tranquila, con 250 m2 de parcela y 65 m2 edificados. Hasta se puede construir una primera planta. No encontrarás lugar más idílico, seguro.

verano

Un hogar en Formentera para un verano al natural

Vamos hasta Formentera para enseñarte una casa que te dejará con la boca abierta. ¿A quién no le gustaría vivir aquí? La casa que te presentamos es tranquila, porque está alejada de la ciudad y el bullicio. Dos construcciones la componen dentro de un terreno total de 4.300 m2, piscina y espacio de sobra para caminar y dejarse envolver por la calma. Mírala por dentro. Es un sueño hecho realidad a diez minutos del acantilado y rodeada de un precioso bosque de pinos.

El apartamento que siempre has soñado en Ibiza

Si hay algo que tengan las islas es luz: mucha luz. Y este apartamiento guarda toda la que puedas desear e incluso más. Está en Ibiza, en la Playa d’en Bossa, a pocos pasos del pequeño ferry que sale hacia Formentera. El apartamento es pequeño: tiene 56 m2, pero es suficiente para disponer de alojamiento permanente en uno de los lugares más bonitos de las Baleares. Consta, además, de unas vistas impresionantes al Mar Mediterráneo.

verano

Dos plantas reformadas con vistas a la montaña

Queremos mostrarte una última vivienda que está en el bonito pueblo de Sóller. Es una casa de pueblo de 161 m2, íntegramente reformada, y con un jardín de 150 m2. La casa está dividida en dos plantas y ofrece unas esplendorosas vistas a la montaña. En su interior, una mezcla de materiales nobles y colores cálidos que la hacen perfecta para ser habitada en cualquier estación del año.

Las noticias del sector en tu email

recibe semanalmente nuestro boletín de noticias